Brocheta de cordero con manzana y flores de azahar

Estamos en mayo, el mes de las flores por excelencia. De ahí que para esta ocasión tan especial hayamos buscado una receta con carne de cordero que de alguna forma incluya flores. Además de dar color y alegría ofrecen mucho aroma al plato.

Esta receta es de Iker Erauzkin y se publica en la web delicooks.com.

¡Confiamos que os guste!

INGREDIENTES
12 ramas de pino
4 manzanas granny Smith
100 gr de azúcar
4 costillares de cordero
12 flores de azahar cristalizadas
250 ml de zumo de naranja
3 zanahorias
30 gr de jengibre
150 gr de sémola
25 ml de aceite de oliva

PREPARACIÓN
Pelamos las ramas de pino conservando algunas hojas tiernas, es conveniente utilizar ramas jóvenes que desprenden más aroma que el resto. Reservamos.
Cortamos la manzana en cubos de 2×2 cm y las rebozamos en azúcar. Limpiamos los costillares de cordero hasta obtener los solomillos y los cortamos en medallones, reservamos untados con aceite de oliva.
Insertamos la manzana y el cordero en las ramas de pino y freímos en una sartén con una pizca de sal durante unos 3-4 minutos hasta que el cordero se cueza y la manzana empiece a caramelizarse.
Mientras tanto cocemos las zanahorias y una vez tiernas trituramos junto al jengibre y el zumo de naranja, debemos obtener una crema ligera para acompañar las brochetas. Corregimos el punto de sal y pimienta.
Con el agua de cocción de las zanahorias y agregando unas gotas de agua de azahar, podemos hidratar la sémola para acompañar estas brochetas.
Servimos las brochetas sobre la sémola y acompañamos con la crema de zanahoria. Servimos flores de azahar cristalizadas o flores frescas para guarnecer el plato.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *