Caldereta de cordero con alcachofas

Hemos buscado una buena receta de cordero con alcachofas y nos hemos encontrado con esta elaboración publicada en el blog El Aderezo. Es una caldereta de cordero, un plato de cocina tradicional que apetece degustar cualquier día de la semana.

Ingredientes:
1 kg Carne de cordero de la zona del cuello o “pescuezo”
1 cebolla
1 Pimiento rojo
1 cucharada pimentón dulce de la Vera
2 zanahorias
2 cucharadas tomate concentrado
4 Alcachofas
Orégano seco
sal
Aceite de oliva virgen
harina

Elaboración:
Cortamos el cordero en trozos, aderezamos con sal y orégano.

Echamos cuatro cucharadas de aceite de oliva en la olla a presión, donde elaboraremos la receta de cordero. Doramos por todos los lados los trozos de cordero y retiramos a una fuente.

En ese mismo aceite sofreímos la cebolla, que habremos cortado finamente con anterioridad.

Incorporamos el pimiento, cortado en daditos, removemos y dejamos que se haga con la cebolla durante dos o tres minutos.

Echamos el pimentón y el tomate concentrado, removemos, incorporamos los trozos de cordero, removemos con suavidad. Cubrimos con agua, echamos las zanahorias limpias y enteras.

Dejamos que empiece a hervir, desespumamos y tapamos la olla a presión.

Cuando suba la válvula al máximo, bajamos la temperatura al mínimo y dejamos cocer durante 40 minutos aproximadamente.

Durante este tiempo, limpiamos las alcachofas (quitando las hojas exteriores y pelando con un cuchillo el tallo). Colocamos en una cazuela, que tendremos con abundante agua, sal y unas gotas de vinagre. Ponemos a fuego medio y cocemos las alcachofas en lo que se hace la carne.

Abrimos la olla, comprobamos que la carne está hecha, si no estuviera, tapamos y dejamos cocer hasta que se haga.

Sacamos la carne a otra cazuela o cazuela de barro, como en nuestro caso, y colocamos encima las alcachofas cocidas.

Pasamos el caldo por un chino y colocamos en otra cazuela, que mantendremos a fuego medio.

Como el caldo estará muy “ligero”, le espesaremos con un poco de harina, para ello echamos un par de cucharadas de aceite en una sartén, añadimos media cucharada de harina, doramos e incorporamos algo del caldo.

Removemos muy bien con unas varillas y volcamos esto sobre la cazuela donde teníamos el caldo.

Seguimos batiendo con las varillas, hasta conseguir que la salsa espese y no tenga ningún grumo.

Vertemos el caldo sobre la carne de cordero, dejamos cocer todo el conjunto otros cinco minutos, bien al fuego, o en el horno, y servimos.

 

Imagen y texto de El Aderezo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *