Cordero “vuelta y vuelta”

El verano es un periodo muy favorable para el consumo “vuelta y vuelta” de los nuevos cortes del cordero y lechal que resultan ideales en comidas y cenas, tanto en casa en casa como fuera del hogar. Así lo cree la Organización Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino (INTEROVIC) y nosotros también (Moralejo Selección forma parte de INTEROVIC).

Sin tener que recurrir al horno o brasas, los nuevos cortes permiten su preparación “vuelta y vuelta” con presentaciones como filetes, hamburguesas, medallones o tournedó a la plancha que se pueden tomar recién hechos o bien en frío, en la playa o en la montaña, acompañados de una refrescante ensalada.

El cocinero oficial de INTEROVIC, Javier Robles, muestra cómo el lechal y el cordero son perfectos para consumir en la piscina, en el monte o a orillas del mar, sin tener que recurrir a las tradicionales barbacoas.

“Sano, rápido y ligero, el cordero deshuesado y sin grasa es perfecto para preparar vuelta y vuelta”, asegura Robles, quien anima a “preguntar en el punto de venta por estas referencias o buscarlas en los lineales”.

Algunas de las recomendaciones del chef son:

La todoterreno Hamburguesa:

Para comer, para cenar allá donde te encuentres, la hamburguesa de cordero te hará disfrutar de su máximo sabor. Esta receta es muy refrescante.

Hamburguesa con guacamole, tomates asados y rúcula. Ponemos una base de guacamole con un toque picante, tomates cortados en rodajas con orégano, aceite y sal. Colocamos encima la hamburguesa y terminamos con rúcula y unas gotas de aceite.

De picnic, Filete de pierna empanado:

Empana los filetes de pierna, fríelos y mételos en un tupper. Llévatelos a la piscina, al campo, de excursión… Cómetelos fríos y verás qué comida más rica y sabrosa. Acompáñalos con un poquito de mayonesa si te gusta y una buena ensalada. Tienes una comida perfecta de verano y hecha con cordero.

Al fresco, Tournedó con cerveza:

Salpimentamos los tournedós por ambas caras y sobre una amplia sartén antiadherente no muy caliente, doramos los tournedós a fuego medio-alto durante 5-6 minutos por cada cara.

Sobre la misma sartén, añadimos un chorro extra de aceite de oliva y doramos unas chalotas o cebollas picadas en juliana, añadimos cerveza, un poquito de melaza y dejamos reducir a fuego bajo. Sazonamos. Una vez reducida la salsa, sumergir los tournedós en ella y calentar durante 2 minutos.

De excursión, Bocadillo de filete de pierna deshuesada:

Nos vamos de excursión y preparamos unos bocatas… ¿por qué no de filete de pierna de cordero? Al estar deshuesados, son fantásticos para comer en bocadillo.

Pasamos los filetes de pierna de cordero por la sartén vuelta y vuelta. En apenas 3-4 minutos ya los tenemos cocinados. Los dejamos enfriar (o no…) Los colocamos dentro del bocadillo y lo rellenamos como queramos: unas hojas de lechuga y unos dados de tomate con aceite y sal…, unas lonchas de queso curado y una capa de mostaza…

Los envolvemos en papel de aluminio y a la mochila. Podrás comer cordero en la cima más alta o en la mitad de unas pozas en el río.

Y en la noches de verano con amigos…, Medallones de lechal:

Cena informal pero para quedar bien. Haz unos medallones de lechal a la plancha dejándolos jugosos por el centro. Acompáñalos de una juliana de setas salteadas. Pincha los palos de las brochetas sobre una hogaza de pan y sobre cada “piruleta” dispón unas setas.

Sorprende a tus amigos sacando unas “piruletas” de lechal tan sabrosas como estas ¡en cualquier momento de la cena!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *